Blog

TODOS LOS AUDÍFONOS TIENEN 5 ENEMIGOS COMUNES

HUMEDAD

Aunque muchas veces ni lo pensamos tengo que contarte que una causa frecuente de la humedad en tus audífonos es tu propio calor corporal y sudor. El sudor es uno de los causantes del deterioro de los componentes de los audífonos. Sin embargo, no es el único culpable: hay quien trata de limpiar los audífonos con algún líquido como alcohol o disolventes; a quien se le olvidan al meterse en la ducha; descuidos al ponerse perfumes o cuando se va a la peluquería…en fin, seguro que a más de uno le sonará. Pero no todo está perdido porque existen algunas soluciones que podrían ayudar a evitar problemas de humedad como pastillas de secado, sistemas de calor; o más sofisticados aparatos de secado, ventilación y desinfección con luz UV como son los deshumidificadores que llegan a eliminar hasta un 99% de bacterias según modelos.

POLVO Y SUCUEDAD

El polvo y la suciedad se meten en la carcasa de los aparatos aunque los veamos limpios por fuera. Si trabajas en ambientes de mucho polvo es frecuente que a menudo te fallen los audífonos, por esto solemos recomendaros que paséis un paño suave por el exterior del audífonos antes y después de cada puesta.

CERUMEN

El cerumen es otro de los enemigos de tus audífonos. El cerumen es una sustancia marrón-amarillenta secretada por el oído para protegernos y limpiar el conducto auditivo. Sin embargo, todo en exceso es malo, y hay personas que producen más cerumen que otras lo cual podría tapar además de ese mismo conducto (disminuyendo la efectividad de los audífonos), hacer lo mismo con el molde del audífono impidiendo así que el sonido se trasmita correctamente.

TEMPERATURAS EXTREMAS

Tanto el calor como el frío extremo podrían dañar gravemente los componentes, carcasa y pilas de tus audífonos. Así que ahí van algunas recomendaciones que deberías tener en cuenta:

  • Evita dejar tus audífonos en la guantera o en el interior de tu coche.
  • Evita la exposición directa del sol cuando los dejes en una mesa cerca de la ventana por ejemplo.
  • Por supuesto, los audífonos deben estar alejados de radiadores, estufas o similares.
  • El frío extremo puede provocar que los componentes se encojan además de afectar a la durabilidad de la pila.

MANIPULACIÓN INDEBIDAS Y PILA

En cuanto a su manipulación, debes hacerlo con cuidado. Aunque son resistentes a golpes son aparatos delicados. Y, cuando te los quites para dormir por ejemplo, siempre es conveniente dejar abierto el compartimento de la pila para que no se siga consumiendo.

Otra cosa en referencia las pilas, es que no hace falta que guardes un cargamento ya que por lo general en los centros auditivos solemos estar provistos de estas y la rotación es mayor. Por último, y aunque estoy seguro de que lo sabes, recuerda que todas las baterías son contaminantes y normalmente los centros ofrecemos servicios de recogida de pilas usadas. Tráelas y nosotros nos encargamos de todo.

No dudes en preguntarnos de cualquier tema relacionado con estos datos o cualquiera que no te haya resuelto en este artículo.

 

 

Javier,

Borja Ópticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario